Peter usa las habilidades que aprendió en la Royal Navy en su nueva vocación, pero ahora con los pies en tierra firme

25 November 2019

Peter Hutchinson, Director del campus del centro de datos, Crawley, Reino Unido

En mitad del mar, cada decisión cuenta: una historia que Peter conoce demasiado bien, pues así lo demostró en la Marina Real. Es una lección que todavía lleva consigo en su nueva vocación, pero ahora con los pies en tierra firme…

Liderazgo, compostura, resistencia: solo tres cualidades que la Marina Real busca en los reclutas que necesita para proteger los mares.  En el caso de Peter, estos dones son innatos y fueron decisivos de una costa a otra en alta mar y en una vida náutica en la Marina. 

Hoy en día las cosas son un poco diferentes, pero las características que hicieron que Peter fuera el ejemplo perfecto de la Marina han sentado las bases de su realidad actual. En la profundidad boscosa de Crawley, Peter está al timón de uno de los campus de centros de datos más importantes del mundo, una instalación vanguardista compartida a la que ISG dio vida en colaboración con Digital Realty.

Llevar la conectividad a clientes, hogares y empresas en todo el Reino Unido, y en el extranjero, es de vital importancia. Y con la previsión de que la mitad de los datos del mundo se alojen en la nube a partir de 2025, ISG trabaja con Peter para garantizar que su espacio en Crawley tenga todo lo necesario para subirse a la próxima ola de los datos.

¿Qué le deparará el futuro a Peter? Bueno, al igual que el océano, el mundo de los datos es ilimitado…

El aeropuerto de Gatwick da servicio a millones de personas y a miles de aviones cada año. En el corazón de nuestra infraestructura de transporte, los aeropuertos invitan a explorar y a conocer nuevas oportunidades, pero el más mínimo retraso puede generar millones de libras en daños y conexiones interrumpidas.

A tan solo cinco minutos de Crawley nos encontramos una historia similar, en el campus del centro de datos de Digital Realty. Una historia que Peter conoce demasiado bien, ya que se unió a la Marina con 16 años para buscar sus propias aventuras en alta mar, durante los cuales pasó de grumete al prestigioso rango de capitán de corbeta. Tras una exitosa carrera en los servicios, Peter se retiró para emprender una trayectoria profesional alejado de las fuerzas armadas, y ahora es responsable de gestionar el campus del centro de datos en Crawley para uno de los proveedores de centros de datos más grandes del mundo.

Capitanear un barco es importante para Peter. Trabajando en el mar fue donde perfeccionó sus altos niveles de calidad, su capacidad para responder ante situaciones críticas con la cabeza fría y sacar lo mejor de su gente y de sus estructuras operativas. Son los ingredientes esenciales para garantizar que los principales centros de datos críticos permanezcan activos y puedan funcionar.

«La historia de Peter realmente nos llamó la atención», dice Paul Pompili, jefe del proyecto de ISG en Crawley, que trabaja con el equipo de diseño y construcción de Peter y Digital Realty para ayudar a dar vida a sus soluciones de centros de datos interconectadas y con ubicación compartida.

“Si bien es fundamental satisfacer las necesidades en constante cambio de los datos del mundo, estamos creando un legado para que las personas estén conectadas y prosperen.  También estamos construyendo un centro de datos que sea sostenible en términos medioambientales y que dé algo a cambio a la comunidad local.”

- Peter Hutchinson

«La pasión de Peter por la conectividad y la resistencia nos inspiró a la hora de crear una instalación que compartiera esta perspectiva», explica. «El fracaso no es una opción para Peter ni tampoco para Digital Realty.  Los centros de datos poco resistentes pueden tener consecuencias generalizadas en su red global si el rendimiento no se gestiona y actualiza de manera efectiva. Comprendimos los retos de Peter y queríamos asegurarnos de que su centro de datos fuera el mejor de Europa».

Al presenciar de primera mano la transformación del sector de los centros de datos durante la última década, los factores del éxito siguen siendo los mismos: ofrecer una capacidad sólida en línea en el menor tiempo posible. Desde que comenzó a trabajar en Crawley en 2017, el desafío para el equipo de Paul ha sido crear un edificio de 11.000 metros cuadrados con una capacidad de 12 MW en cuatro salas.

«Nuestra fórmula del éxito implicaba sacar correctamente la estructura del suelo y no perder nunca de vista el proceso de puesta en marcha, que es esencial en todo el recorrido del proyecto. Tradicionalmente, el tema de la puesta en marcha se encontraría en algún lugar cercano al final de una larga lista de actuaciones y prioridades al planificar y entregar un nuevo centro de datos a hiperescala o de ubicación conjunta», añade Paul.

Cree que existen siete pasos para una puesta en marcha exitosa:  integración con el diseño, planificación, prueba de aceptación de fábrica, inspecciones visuales, pruebas de aceptación del emplazamiento, verificación de funcionamiento del sistema y pruebas integradas del sistema. 

Los centros de datos poco resistentes pueden tener consecuencias generalizadas en su red global si el rendimiento no se gestiona y actualiza de manera efectiva. Comprendimos los retos de Peter y queríamos asegurarnos de que su centro de datos fuera el mejor de Europa.” 

- Paul Pompili, jefe del proyecto de ISG en Crawley

«Al identificar esas vías y procesos decisivos que tienen un gran impacto en el programa, hemos mejorado así la colaboración del proyecto para ofrecer un resultado mejor. A medida que avanza la tecnología, podemos esperar ver información dinámica en directo dentro de nuestros recursos. No obstante, siempre repetiremos la misma máxima: ignora la importancia de la puesta en marcha bajo tu propio riesgo».

Compartir esta conversación con los clientes y las principales partes interesadas del proyecto, como Peter, ha demostrado ser crucial en la capacidad de ISG para cumplir las expectativas de contar con unas instalaciones de centros de datos más rápidas y en funcionamiento desde el primer día.

Es lo que impulsa a Peter a garantizar que el centro de datos de Crawley esté bien construido y protegido, sea eficiente y resistente a largo plazo. El objetivo: garantizar que las familias y las empresas tengan un acceso fiable y protegido a sus datos y puedan comunicarse entre sí, en cualquier parte del mundo.

«En Digital Realty, nuestros centros de datos se encargan de proporcionar la red de servicios en la nube y de tecnología de la información, así como comunicaciones y redes sociales para servicios de finanzas, fabricación, energía, atención médica y productos de consumo», añade Peter.

«Si bien es fundamental satisfacer las necesidades en constante cambio de los datos del mundo, estamos creando un legado para que las personas estén conectadas y prosperen. También estamos construyendo un centro de datos que sea sostenible en términos medioambientales y que dé algo a cambio a la comunidad local».

Aunque los centros de datos no son aeropuertos ni buques militares, sin ellos, los hogares, las empresas, los aeropuertos y los barcos simplemente no funcionarían. Es es el motivo de porqué Peter siempre se ha centrado en compartir su pasión por tener los centros de datos más fiables y eficientes del mundo. En su caso, no cabe duda de que el cielo y el mar no son el límite.

Leer más historias



Tags